Preguntas frecuentes

Preguntas Frecuentes sobre el método de estudio Kumon y procedimientos para la matrícula.
    Para inscribirse, los padres e interesados en el método Kumon deben programar una entrevista individual con el orientador de la unidad escogida para conocer el material didáctico, aplicación de un test de diagnóstico y presentar sus expectativas sobre el método. En esa ocasión, el orientador explicará, en detalles, cómo podrá contribuir el método para el desarrollo del alumno.
    Sí. El método individualizado de educación Kumon permite que alumnos de todas las edades logren desarrollarse con actividades programadas de acuerdo con su necesidad y su ritmo de avance. Nuestro material didáctico fue desarrollado con contenidos desde preescolares hasta los de niveles de educación superior.
    Después de la inscripción, cada alumno recibirá una planificación de estudios, con previsión de avance en los respectivos niveles del material didáctico. Al ser una metodología de estudio individualizada, esta permite que la duración del curso sea de acuerdo al ritmo de aprendizaje de cada alumno, conforme su desempeño y tiempo disponible para hacer las actividades diarias.
    Las Unidades Kumon tienen atención de lunes a viernes, pero algunas ofrecen atención los sábados. Elija la unidad más cercana y verifique los horarios de funcionamiento.
    Haciendo clic aquí, podrá localizar la unidad más cercana y el teléfono de contacto. Programe una visita para conocer nuestro método Kumon.
    Nuestro material aborda desde contenidos correspondientes a la edad preescolar, por eso, el niño puede ingresar a estudiar en Kumon antes de estar matriculado en el colegio.

    Los primeros niveles del curso de Matemáticas apuntan a que el alumno se familiarice con los números, de modo que pueda leerlos y recitarlos sin dificultades, distinguir la cantidad de bolitas, desarrollar la coordinación de motricidad fina y dominar la secuencia numérica.

    En el curso de Español, los niveles iniciales tienen como objetivo desarrollar la capacidad de lectura y escritura del alumno desde la alfabetización hasta la lectura de pequeñas historias.
    El método Kumon apunta a desarrollar en los alumnos la capacidad y la postura de estudiar a través de la auto instrucción, para que se tornen personas independientes y preparadas para el futuro. Buscamos alcanzar este objetivo con todos los alumnos.

    Tenemos indicaciones de alumnos, provenientes de profesionales del área médica, para un trabajo paralelo al que desarrollan con sus pacientes. Kumon se propone desarrollar la concentración, el hábito de estudio, raciocinio lógico y cálculo mental. De esa forma, el trabajo es adaptado a cada niño, permitiendo el aprendizaje de la lengua materna.

    En los países de Habla Hispana, aún no tenemos estudios científicos en relación a los alumnos con déficits en general: lo que tenemos son diversos casos de alumnos que ya se beneficiaron con el método, incluso presentando déficits, sea de atención, de aprendizaje etc.

    En la inscripción, se le aplica un test de diagnóstico para verificar el nivel de conocimiento de la lengua materna (Español). Se identifica el punto de partida, con contenidos fáciles que les permita presentar notas altas, de esta manera aprovechamos este punto para trabajar la concentración, algo fundamental para sus estudios. Al inicio, el tiempo de concentración que el método exigirá de su hijo estará adecuado al tiempo que dispone. De a poco, vamos ampliando ese tiempo, de forma que él se concentre un poco más.

    Será también estimulado todos los días, creando así el hábito de estudio. Todo el material resuelto es corregido y todas las dudas son aclaradas. El alumno tiene condiciones de aprender con los propios errores y estudiar hasta alcanzar de forma natural la nota 100 en todos los contenidos. Este proceso genera autoestima, capacidad de lidiar con desafíos y autoconfianza en relación a la propia capacidad del alumno, así será capaz de avanzar hasta los contenidos que estudia en el colegio e inclusive sobrepasar esos contenidos.
    El método Kumon no depende de programas o períodos lectivos, la matrícula puede realizarse en cualquier época del año.
    La matrícula se cobra al inicio del curso durante la permanencia de estudios en Kumon. El valor de la mensualidad puede variar de acuerdo con la región y costos operacionales de cada unidad. Entre en contacto con la unidad de su interés para informarse correctamente.
    Nuestro material didáctico es de uso exclusivo de las franquicias Kumon y no puede ser vendido o reproducido.
    Estimular al niño desde pequeño estimula su desarrollo, así tendrá la oportunidad de estudiar contenidos por encima de su grado escolar; esto favorece el entendimiento y desempeño en los estudios, mejorando la autoestima y la voluntad de aprender cada vez más.  El método Kumon proporciona un avance de acuerdo a la capacidad del alumno, lo que le permite alfabetizarse de manera gradual.

    El método también propone trabajar la disciplina, tanto en los estudios como en las tareas del día a día, y a desarrollar agilidad de raciocinio, concentración y memoria. Al crear el hábito de estudio, el niño se torna más organizado.
    La asimilación de contenidos depende del ritmo de cada alumno, en los primeros días será posible observar un avance en la ejecución de la rutina, disciplina para los estudios y mejora de las habilidades de ejecución de tareas. Estos cambios, asociados al trabajo de motivación de los orientadores, mejoran la autoestima de los alumnos e incentivan su autonomía.
    El método Kumon tiene como objetivo focalizar los puntos más importantes de cada disciplina, formando una base de conocimiento sólida para que el alumno consiga avanzar en los estudios. Por eso, el estudio del método se da a partir de un punto más fácil que aquel que está siendo visto en el año escolar, desarrollando su autoconfianza y permitiendo que avance en el contenido dentro de su propio ritmo.
    Para que desarrolle su autoconfianza y sienta placer en aprender más. A veces, ese tópico puede parecer simple, pero es por medio del punto de partida que las primeras metas y la previsión de estudios son trazadas, apuntando al desarrollo del alumno cuanto antes. Comenzar por ese punto posibilita al niño desarrollar un ritmo de estudio, además de mejorar la habilidad de ejecución de tareas y desarrollar concentración.
    El método Kumon no es un refuerzo escolar, y sí un método para el desarrollo del potencial. Es un método de estudio que busca formar alumnos autodidactas, capaces de aprender por sí sólo. De esa forma, el alumno se torna comprometido con su propio aprendizaje.

    Contamos con un material didáctico propio y auto instructivo que permite al alumno desarrollar los ejercicios con el mínimo de intervenciones del orientador, consecuentemente avanzando hacia contenidos más allá de su grado escolar. El alumno pasa a buscar el propio conocimiento.

    El desarrollo de la concentración y el raciocinio lógico harán que el alumno sea más rápido y ágil para resolver los ejercicios propuestos en pruebas y concursos.
    Los niños tienen la capacidad de avanzar con contenidos por encima de su grado escolar y aprender nuevos contenidos al ofrecerles un estudio en el "punto ideal". El método Kumon concentra los estudios en asignaturas consideradas "eje" como Matemáticas y Lengua Materna (Español), posibilitando a los alumnos estudiar contenidos más allá de su grado escolar, elevando las habilidades académicas básicas y permitiendo que aprendan por sí mismos.

    Al avanzar en los contenidos, el alumno adquiere no sólo las habilidades académicas, desarrolla también su capacidad. Ese resultado no se limita solamente a los estudios, sino que genera seguridad en otras actividades, transformándose en reserva de capacidad.
    El estudio de más de una asignatura fortalece los objetivos del método, reforzando la capacidad de concentración, postura de estudio por auto instrucción y autonomía, además de potencializar las capacidades. Por ejemplo, el estudio asociado de Matemáticas, que incentiva el raciocinio lógico y la capacidad de cálculos mentales, con el Español, que estimula la lectura e interpretación de textos, permitirá que el alumno tenga más facilidad para identificar problemas y resolverlos más rápidamente.
    Las dificultades en el colegio comienzan cuando el alumno no logra acompañar las clases, no asimila los contenidos enseñados y no tiene dominio de los temas básicos. En Matemáticas, principalmente, los contenidos están interrelacionados y son imprescindibles para que se avance al siguiente tema. Por ejemplo, ¿cómo hacer una división, si no se sabe la tabla? En Kumon, el alumno revisará los contenidos no asimilados y avanzará al siguiente tema solamente después de dominar al 100% el anterior. Los resultados pueden variar según la capacidad del alumno, en los primeros meses se nota mayor autoconfianza y seguridad en los estudios, desarrollo de la concentración y mayor placer en estudiar, ya que logra entender lo que está resolviendo. La mejora en el desempeño escolar se presenta como parte de su desarrollo y como consecuencia natural.
    En algunos casos, cuando un niño afirma que no le gusta estudiar, puede ser porque tenga alguna dificultad de comprensión del contenido o lo desconoce. El método Kumon trabaja la disciplina, concentración y postura de estudio, iniciando por los puntos fáciles para el alumno. De esta forma el alumno desarrolla autoconfianza y se motiva para continuar los estudios, pues domina el contenido de las materias.
    Durante el proceso de inscripción, al alumno se le aplica un test de diagnóstico con el que se pretende descubrir hasta qué punto él sabe y el grado de dominio que tiene, cuáles son los contenidos que resuelve fácilmente y presenta notas altas. Aprovecharemos este punto para trabajar la concentración, algo fundamental para sus estudios.

    El tiempo de concentración que el método exigirá de su hijo, al comienzo, es el tiempo de concentración que tiene en ese momento. De a poco, se irá ampliando ese tiempo, de forma que se concentre un poco más.

    Tenemos alumnos especiales estudiando en nuestras unidades y con excelentes resultados. Por ser un método individualizado, cada alumno se desarrolla a su ritmo y tiene una programación de estudios adecuada a su capacidad.
    Su hijo puede estar con dificultades para leer y entender lo que lee. Por eso, su aversión a la lectura. La propuesta del curso de Español de Kumon es desarrollar en el alumno una mayor capacidad de comprensión e interpretación del texto escrito. Con eso, comenzará a sentir el placer de leer, al mismo tiempo que desarrollará un vocabulario más amplio, mayor sentido crítico y habilidad para la producción de textos. Los textos incluidos en el material didáctico fueron seleccionados por la cantidad de vocabulario y su estructura. Cada texto está adecuado al nivel de entendimiento exigido en la programación e incluye los más diversos géneros.

    Además, Kumon ofrece a los alumnos varios libros que componen la Bibliografía Recomendada, que sirven de incentivo a los alumnos en relación a la lectura, ya que para cada nivel del material didáctico hay 5 libros recomendados.
    El método Kumon no es refuerzo escolar, sino un método para el desarrollo del potencial, que busca formar alumnos autodidactas, o sea, capaces de aprender por sí solos, donde el alumno se torna comprometido con su propio aprendizaje. Contamos con material didáctico propio y autoinstructivo, que permite al alumno desarrollar los ejercicios con el mínimo de intervenciones del orientador, avanzando con contenidos por encima de su grado escolar. El alumno pasa a buscar el propio conocimiento, desarrolla su concentración y raciocinio lógico, lo que lo tornará  más rápido y ágil para resolver los ejercicios propuestos en exámenes y concursos, logrando contar con los conceptos adquiridos con el método Kumon para resolver diferentes temas.
    La rutina de las clases propicia la formación de una buena postura de estudio, desarrollando la independencia de los alumnos y preparándolos para el estudio autodidacta. Aunque haya una rutina de estudios estándar, cada unidad puede presentar diferencias en el orden de actividades diarias.
    • Al llegar a la unidad el alumno se dirige al lugar donde está su material de estudios y retira su carpeta, que contiene el boletín y la tarea del día.
    • En seguida entrega su tarea de casa a los auxiliares.
    • Una vez sentado en la mesa, el alumno escribe en su cuadernillo con los ejercicios del día, el horario de inicio y finalización del mismo.
    • A continuación, el alumno resuelve los ejercicios del material didáctico.
    • Después de terminar, entrega los ejercicios a los auxiliares para que sea realizada la corrección y atribución de las notas.
    • Mientras tanto, el alumno verifica si hay correcciones para hacer en las tareas que fueron hechas en casa.
    • Si hubiera errores, el alumno corregirá los ejercicios para alcanzar la nota 100 en todas las hojas, desarrollando así su capacidad de aprender con los errores.
    Este es un punto fuerte del método Kumon que sólo permite que el alumno avance en los niveles cuando consigue resolver los ejercicios del nivel actual. Uno de los criterios es el tiempo estándar de resolución, que indica cuánto le llevó al alumno finalizar el ejercicio. Es importante observar que la cantidad de revisiones varía según la capacidad de cada alumno. Por eso, algunos alumnos tal vez necesiten revisar más veces que otros.
    La planificación es realizada en el momento de la matrícula, con base en los resultados y en el desempeño del alumno en el test de diagnóstico. Esta planificación es la meta deseada, desde el punto de partida hasta el punto de llegada (último nivel), incluyendo las etapas intermedias, y su concreción depende de la participación de los padres, del orientador y del alumno.

    Existen tres tipos de planificación que pueden ser establecidas:

    Largo Plazo – se caracteriza por ser el objetivo mayor, por ejemplo, la conclusión del último nivel aún en la Educación Básica;

    Mediano Plazo – consiste en un objetivo intermedio, por ejemplo, alcanzar el grado escolar en el primer año de Kumon;

    Corto Plazo – previsión inmediata o el primer objetivo a ser alcanzado.

    Esta planificación es informada a los padres, para que puedan acompañar la evolución en los estudios, y a los alumnos, para que tengan un objetivo en el método y estén motivados para alcanzarlo.
    Durante el horario de clases, otros alumnos estarán presentes, pero las orientaciones serán individualizadas respetando el desarrollo de cada alumno. De esa forma, en la misma clase podrá haber alumnos que están en diferentes niveles y hasta incluso estudiando asignaturas diferentes.
    Habitualmente los alumnos frecuentan la unidad dos veces por semana, con una duración aproximada de 30 minutos a una hora.
    Cuando el alumno estudia más de una asignatura, él permanece en la unidad aproximadamente de 30 minutos a una hora por cada disciplina. Ese tiempo es dividido de acuerdo con la rutina y programación de estudios realizada por el orientador.
    El método Kumon provee tareas de casa para que el alumno adquiera el hábito de estudio diario, facilitando la asimilación y desarrollo.

    Así, como un profesional de deporte que entrena todos los días para mantenerse en forma, nuestro objetivo es que los alumnos también practiquen todos los días.
    Sí, las reuniones son periódicas y permiten a los padres acceso a las informaciones de desarrollo del alumno.
    El incentivo, elogios y seguimiento de los estudios de su hijo son importantes para que se mantenga motivado y quiera continuar las actividades. Lo mismo vale para crear un ambiente de estudio adecuado en casa, donde su hijo consiga realizar los ejercicios y concentrarse. Además, garantizar la continuidad para asistir a la Unidad es importante para un buen desempeño.
    Para alcanzar el objetivo de las lecciones de casa, su hijo debe tener un horario definido para realizar los ejercicios. Ese horario debe ser un momento en que su hijo esté descansado y pueda hacer las tareas de Kumon con tiempo. En las vacaciones, las tareas de casa pueden hacerse después del desayuno, de esta forma el alumno tendrá todo el día para jugar.
    El período de vacaciones es durante las vacaciones escolares, pero en Kumon, los alumnos aprovechan esa época para desarrollarse cada vez más.
    Sí, es posible cambiar de unidad, basta identificar la más cercana a su nuevo domicilio y conversar con los orientadores de las dos unidades para que validen la transferencia.

    Es importante seguir los siguientes pasos:
    • Comunique al orientador de la unidad su intención de transferencia con 30 días de antelación.
    • Informe al orientador para cual unidad pretende transferirse y continuar con los estudios.
    • Lleve a la nueva unidad los siguientes materiales: Boletín de Registro (programación y notas), la Ficha de Transferencia y los últimos Tests de Asimilación (en el caso de la disciplina de Español, en lugar de los test finales, lleve los últimos cuadernillos estudiados del último nivel concluido).

    En la nueva unidad:

    El orientador de la nueva unidad analizará todo el material enviado por la unidad de origen y aplicará el test de asimilación del último nivel concluido por el alumno. Si el resultado del test fuera grupo 1 o grupo 2, los estudios en la nueva unidad continuarán en el nivel actual en que el alumno estaba en la unidad anterior. Si el resultado del test fuera grupo 3 o grupo 4, la nueva Orientadora aplicará el test de asimilación anterior y así sucesivamente hasta que el resultado del test se encuadre en el grupo 1 o grupo 2.

    Período para la transferencia:

    El período en el que el alumno puede hacer la transferencia es de 60 días seguidos sin que se cobre una nueva tasa de matrícula. Si la transferencia se hiciera después de ese plazo habrá necesidad de pagar una nueva matrícula.

    Valores de las mensualidades:

    Según la región habrá una variación en el costo de la mensualidad.

    Tomando esos cuidados, estamos seguros de que la transferencia de una unidad a otra será muy tranquila.

    Si tiene alguna duda o sugerencia, puede contactarse a través del link Escríbanos.

    Lo más importante para nosotros, en Kumon, es que los estudios de nuestros alumnos no sean interrumpidos, para que cada uno de ellos pueda desarrollar sus propias habilidades de manera integral y continua.
    Comunique al orientador de la unidad su intención de transferencia con 30 días de antelación. Informe a la Orientadora, para cual unidad pretende transferirse y dar continuidad a los estudios.

    Lleve a la nueva unidad los siguientes materiales: Boletín de Registro (programación y notas), la Ficha de Transferencia y los últimos Test de Asimilación (en el caso de la disciplina de Español, en lugar de los test finales, lleve los últimos cuadernillos estudiados del último nivel concluido).
    El material didáctico de Kumon es gradual y autoinstructivo, lo que permite al alumno aprender por sí mismo a resolver los ejercicios establecidos. El nivel de dificultad de los ejercicios aumenta gradualmente, trabajando todos los aspectos importantes para que el alumno logre avanzar en los niveles. El material de Kumon es de uso exclusivo de las unidades franquiciadas de Kumon y son constantemente revisados y mejorados.
    En el método Kumon no son abarcados todos los contenidos de los libros del colegio, pero se pone foco a los puntos más importantes de cada asignatura, que consolidarán una base de conocimiento para que el alumno logre avanzar en los estudios. El estudio del método se da a partir de un punto más fácil que el visto en el grado escolar del alumno, para que de esa forma desarrolle autoconfianza y cree una base sólida de conocimiento, evolucionando en los niveles de acuerdo con su ritmo.

Contáctanos

Usa el formulario si deseas saber más sobre el método Kumon, cursos ofrecidos, dudas o felicitaciones.
Teléfono de contacto:
#632 (Claro y Movistar)
Bogotá: +57 1 635 6212
Barranquilla: +57 5 378 4721
Cali: +57 2 489 8064
(días hábiles, de 9h a 18h)

Cursos

Dudas

Felicitaciones
¿Acepta recibir informaciones de Kumon?
Políticas de privacidad